Wolfgang Amadeus Mozart

Mozart

Wolfgang Amadeus Mozart (Salzburgo, 27 de enero de 1756 – Viena, 5 de diciembre de 1791) fue un compositor y pianista del antiguo Arzobispado de Salzburgo. Su obra abarca todos los géneros musicales de su época e incluye más de seiscientas creaciones, en su mayoría reconocidas como obras maestras de la música sinfónica, concertante, de cámara, para fortepiano, operística y coral.

Fue un niño prodigio que a los cuatro años ya era capaz de interpretar al clave melodías sencillas y de componer pequeñas piezas. Munich, Viena, Frankfurt, París y Londres fueron algunas de las capitales en las que dejó constancia de su talento antes de cumplir los diez años.

Durante estos viajes Mozart conoció a un gran número de músicos y las obras de otros compositores, en particular a Johann Christian Bach, que tuvo una influencia importante para el joven compositor.

Finalmente su padre, segundo maestro de capilla, dejó de componer cuando el excepcional talento musical de su hijo se hizo evidente. ​ Él era el único profesor de Wolfgang en sus primeros años y le enseñó música, así como el resto de asignaturas académicas.

Los Mozart servían como maestros de capilla y conciertos de la corte arzobispal. Espoleado por su creciente éxito, sobre todo a partir de la acogida dispensada a su ópera Idomeneo, Mozart decidió abandonar en 1781 esa situación de servidumbre para intentar subsistir por sus propios medios como compositor independiente, pero fracasó en el empeño. Aunque consiguió una mejor posición como organista y primer violinista de la corte.

El trato recibido en la corte y fuertes discusiones provocaron su despido y cierto distanciamiento con su padre. Comenzaba una nueva época, afincándose en Viena. Pronto se consolidó como el mejor intérprete de teclado de Viena, prosperó como compositor y daría inicio al género operístico conocido como singspiel u ópera alemana.

Con las sustanciales ganancias de sus conciertos y otras actuaciones, el matrimonio Mozart, se casó en 1782 con Constanze Weber, adoptó un modo de vida más bien lujoso. Se trasladaron a un apartamento caro. Compró un excelente fortepiano de Anton Walter, una mesa de billar, contrataron sirvientes. Con este modo de vida el ahorro era imposible y el corto período de éxito financiero no hizo nada para amortiguar las dificultades que más tarde Mozart experimentaría. Tuvo contactos con la masonería, acudió a muchas reuniones, muchos de sus amigos eran masones y en varias ocasiones compuso música masónica.

Mozart conoció a Joseph Haydn en Viena y en ocasiones interpretaban juntos en un cuarteto de cuerdas improvisado. Las obras maestras se sucedieron: en el terreno escénico surgieron los singspieler El rapto del serrallo y La flauta mágica y las óperas con libreto de Lorenzo Da Ponte Las bodas de Fígaro y Don Giovanni. Las dos óperas se encuentran dentro de las obras más importantes de Mozart.

En diciembre de 1787, Mozart finalmente obtuvo un puesto estable bajo el patrocinio aristocrático. El emperador José II lo designó como su compositor de cámara. En 1787, el joven Ludwig van Beethoven pasó dos semanas en Viena, esperando estudiar con Mozart. De esa época data el supuesto encuentro entre los dos genios. Si bien no hay pruebas fehacientes de ello.

Hacia el final de la década de 1780 la situación económica de Mozart empeoró. Alrededor de 1786 dejó de aparecer frecuentemente en conciertos públicos, por lo que sus ingresos se redujeron. Mozart realizó una serie de largos viajes con la esperanza de incrementar sus ingresos. Estos viajes sólo produjeron éxitos aislados y no mitigaron los sufrimientos económicos de la familia.

En su último año de vida compuso numerosas composiciones, incluyendo algunos de sus trabajos más admirados: la ópera Laflautamágica, el último concierto para piano y orquesta n.º 27 en si bemol mayor, el Conciertopara clarinete en la mayor, el último de su gran serie de quintetos de cuerda, el motete Ave verum corpus y el inacabado Réquiem en re menor. La situación financiera de Mozart finalmente comenzó a mejorar.

La salud del compositor empezó a declinar y su concentración disminuía. Mozart falleció en Viena a la edad de 35 años. Su funeral tuvo lugar en la Catedral de San Esteban el día 6 de diciembre de 1971. Fue amortajado según el ritual masónico (manto negro con capucha).

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *