Termopolios, ¿primeros Fast Food?

Termopolios

En el antiguo imperio romano, los termopolios surgieron como los orígenes de los destinos culinarios. El término deriva del latín thermopolium (thermopolia en plural), lugar en el que se vende comida caliente o cocinada.

Taberna, macellum, popina o caupona eran otros de los términos que se usaban para denominar diversos negocios de hostelería. Lo que diferenciaba a los termopolios era que tenían un diseño característico, con un mostrador en forma habitualmente de L en el que estaban encastradas grandes vasijas de barro que, cubiertas con tapas de madera, contenían los diferentes alimentos o guisos a la venta.

Los termopolios fueron numerosos y muy populares en la época romana. Los frecuentaba la clase popular urbana, que en muchos casos carecía de espacio para guisar por vivir en viviendas que no tenían cocina o la tenían compartida. Algunos tenían un piso superior con habitaciones que pudieron quizás funcionar como casa de huéspedes.

La fama de los termopolios no era la mejor debido a que se asociaron tradicionalmente con la clase baja y todo tipo de escándalos públicos, desde reuniones de agitación política a peleas, ebriedad y juego.

El emperador Claudio (10 a.C. – 54 d.C.) prohibió en los termopolios la venta de carne y una de las leyes suntuarias de Tiberio (42 a.C. – 37 d.C. ) intentó fijar el precio de los productos alimenticios y controlar el desorden que había en las tabernas y termopolios del Imperio.

Actualmente, dos termopolios se mantienen aún conservados en Italia. Uno se encuentra en la antigua ciudad de Herculano, popular por su gran actividad comercial, y otro en la extinta urbe de Pompeya. Este último es de los temopolios mejor conservados y es conocido como Thermopolium de Asellina.

Ahora se sabe que había alrededor de 150 de estos establecimientos de comida rápida en toda la ciudad de Pompeya.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad