Orígenes del Jazz

Jazz

Los orígenes del jazz se pueden situar a finales del Siglo XIX en los Estados Unidos. Este estilo musical ha tenido una enorme influencia tanto en la música culta como en la popular. Hablamos de un estilo de música que se basa en la improvisación y la libre interpretación.

Probablemente fuera interpretado inicialmente por bandas de marchas en Nueva Orleans. Bandas que eran contratadas para funerales, desfiles, bailes… Sus integrantes, seguramente al carecer de formación musical, no seguían partituras y agregaban diferentes variaciones a las canciones, dejando volar su imaginación.

Nombres como Buddy Bolden, Freddie Keppard o King Oliver fueron los primeros músicos de prestigio en los orígenes del jazz. Nos encontramos en la década de 1890, y hasta la Primera Guerra mundial fue un estilo musical típico de Nueva Orleans.

Hacia 1910 se puede decir que nace el verdadero jazz. En enero de 1917, un grupo de músicos blancos llamado The Original Dixieland Jass Band grabó “Darktown Strutter’s Ball” e “Indiana” para el sello Columbia. Un grupo liderado por el corneta Nick La Rocca, al que acompañaban el trombón Eddie Edwards, el pianista Henry Ragas, el clarinete Larry Shields y el batería Tony Sbarbaro.

Durante unos años el jazz estuvo de moda, hasta la aparición del blues, que relegó al jazz a un segundo plano. Pero este estilo musical siguió su imparable evolución. En 1923 aparecía en escena el famoso Louis Armstrong., quien tendría una gran influencia en el futuro del jazz. Sin duda fue el gran responsable del cambio del énfasis del jazz de improvisación colectiva a solos individuales.

Hacia 1940 nace el Be Bop. Dizzy Gillespie, Milt Hinton, Charlie Parker, Thelonious Monk y Kenny Clarke fueron los precursores de este estilo. En la década de los años 1950 nace el Cool Jazz, y en la década de los 60 llegará el Freejazz, liberándose de los elementos tradicionales del jazz. John Coltrane es uno de sus músicos más ilustres.

La década de los 70 se reconoce como la era de la fusión, cuando muchos de los jazzistas integraron aspectos del rock, R&B (rhythm and blues), y música pop con su propia música. Durante los 80 se recurre a estilos del pasado para inspirar las obras. Wynton Marsalis, quien simbolizó la década, comenzó como trompetista inspirado en gran parte por la manera de tocar del Miles Davis de los 60.

La segunda mitad de la década de 1990 conoció un revival de la música para big bands. Chicago se convirtió en un foco de creatividad musical donde surgieron figuras de interés como la pianista Myra Melford, el saxofonista Ken Vandermark o el gurú del funk George Clinton.

A comienzo de los años 2000, aparecieron los discos de confirmación de músicos como el trombonista Josh Roseman, el contrabajista Ben Allison, el saxofonista David Binney o el pianista británico Jason Lindner.

El jazz sufre una constante evolución con nuevos estilos que quedan fuera de moda en cinco o diez años. Aunque su evolución se ha hecho más lenta durante los últimos años.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *