Origen de San Valentín

San Valentin

La historia de San Valentín se remonta muchos siglos atrás. A pesar del reconocimiento de san Valentín de Roma como el fundador e iniciador de la fiesta el 14 de febrero, también se asocia a otros religiosos mártires con el nombre Valentín.

Tres santos llamados Valentín figuran como muertos el 14 de febrero. Uno de ellos fue martirizado en la provincia romana de África. Los dos restantes eran sacerdotes, uno en Roma y otro en Terni; ambos fueron enterrados en la Via Flaminia.

Pero como hemos dicho la historia atribuye a San Valentin de Roma el inicia de esta tradición. En aquella época las autoridades romanas prohibían contraer matrimonio a los jóvenes soldados. Consideraban que sin ataduras familiares su rendimiento en el combate mejoraba. A pesar de dicha prohibición el dicho sacerdote celebraba matrimonios clandestinos, desobedeciendo de esa manera las ordenes del emperador Claudio II. Al ser descubierto el sacerdote fue decapitado.

Dice la historia, o la leyenda, que los días que estuvo esperando en prisión para su ejecución vio que la hija del juez de la prisión era ciega, y por medio de oraciones pidió a Dios que la joven volviera a ver. San Valentín le regaló un papelillo a la joven para que lo leyera. Ella, sin entender el motivo, ya que era ciega, abrió el papel y por primera vez logró ver y lo primero que vio era una frase que decía “Tu Valentín”. El 14 de febrero del año 270 Valentín fue ejecutado.

Otra de las versiones muestra a San Valentin como un sacerdote que acompañaba a los presos cristianos en sus últimos momentos de vida.

Fue el papa Gelasio I en el año 494 quien designó el 14 de febrero como el día oficial de San Valentín, en un intento de cristianizar la antiquísima celebración pagana de las Lupercales, que tenía lugar a mediados de febrero. Estas fiestas eran una tradición donde se sacrificaban perros y cabras para desollarlos y con la piel hacer látigos improvisados que usaban sobre las mujeres para asegurar su fertilidad.

La Iglesia, en su búsqueda. de hacer desaparecer esta celebración sin que la población protestase, escogió la vida noble de Valentín para que represente el amor entre humanos. Poco a poco consiguieron que esta fiesta fuese asociandose al día de la fertilidad y las lupercales quedaron reducidas hasta prácticamente su desaparición.

La festividad fue incluida en el calendario litúrgico tradicional y fue celebrada en la Iglesia católica durante los siguientes 15 siglos. Sin embargo, la propia Iglesia desde el principio albergó dudas sobre la veracidad histórica de los hechos de San Valentín. Incluso Gelasio I admitía su falta de pruebas históricas sobre este mártir. La festividad fue eliminada del calendario eclesiástico en 1969, en un intento de la iglesia católica de eliminar del santoral a aquellos santos de origen legendario.

Pero ya era tarde, el día de San Valentín, como día del amor, había echado raíces en varias sociedades. Desde la revolución industrial a mediados del siglo XX, la mercadotecnia del capitalismo comenzó a crear productos relacionados con San Valentín. El comercio y la publicidad aprovecharon para convertir el 14 de febrero en una fecha señalada en la que aumentar sus ventas.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *