Michelle Akers

Michelle Akers
Youtube

Michelle Akers (California, 1 de febrero de 1966), fue la primera mujer en ganar la Bota de Oro del Mundial de Fútbol Femenino en su primera edición realizada en la República Popular de China en 1991.

Criada en un suburbio de Seattle, Michelle Akers destacó en el fútbol desde muy joven. Dio sus primeros pasos en el futbol en el Shorecrest High School. Su talento le permitió obtener una beca en la Universidad Central de Florida.

Allí fue galardonada cuatro veces con el premio “All America” y fue la máxima goleadora en la historia de la universidad, por lo que se retiraró la camiseta número 10 del equipo universitario femenino de fútbol en honor Michelle Akers. En 1988 recibió el premiro Hermann Trophy, premio otorgado anualmente por el Missouri Athletic Club a los mejores jugadores y jugadoras de fútbol universitario de los Estados Unidos.

Fue convocada para el primer encuentro de la selección de Estados Unidos en 1985. Sin embargo, debido a una lesión de rodilla, no pudo disputar el partido. Finalmente, su primer partido con la selección sería frente a Dinamarca, donde conseguiría anotar un gol.

Michelle Akers tuvo un papel determinante en la primera edición del Mundial de Fútbol Femenino, en 1991. Marcó diez goles en la competición y se convirtió no solo en la primera Bota de Oro en la historia sino también la primera en marcar cuatro goles en un solo partido, además de ello marcó los dos goles en la final de ese año frente a Noruega, llevando a su selección a ganar su primer Mundial de Fútbol. Ese mismo año fue nombrada como Atleta Feminina del año, por la Federación Nacional de Fútbol de Estados Unidos.

En 1996 formó parte del combinado estadounidense en los Juegos Olímpicos celebrados en Atlanta, donde consiguieron la medalla de oro. Justo antes de que comenzaran los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, Michelle Akers se retiró. En el momento de su retirada se contabilizan en su carrera 105 goles y 37 asistencias, solo superada por Mia Hamm.

Sólo jugó tres años a nivel profesional (en Suecia), en el Tyresö sueco en 1990, 1992 y 1994.. El resto del tiempo lo hacía en Ligas universitarias. No fue hasta 2001 cuando se creó la Liga estadounidense, cuando Akers ya se había retirado.

En 2002 fue nombrada como Mejor Jugadora Femenina del Siglo XX, junto a la china Sun Wen. Dos años después fue incluida en el Salón de la Fama de la Federación Nacional de Estados Unidos y junto a Mia Hamm fuerón las únicas mujeres incluidas en la lista realizada por Pelé de los 100 Mejores Fútbolistas de la Historia.

Además, hay que tener en cuenta que durante toda su carrera tuvo que luchar contra unas rodillas que le dieron problemas continuamente y contra el Sindrome de Fatiga Crónica, un trastorno médico que puede dejar a un individuo sintiéndose físicamente y mentalmente agotado todo el tiempo. ¿Hasta dónde habría llegado sin estos problemas?

Escribió libros de motivación como “El Juego y la Gloria”, “Síndrome de Fatiga Crónica, batalla de un campeón” y “Cara a cara con Michelle Akers”. Hoy se dedica a la promoción del fútbol femenino, por medio de charlas con atletas y campamentos de entrenamientos. Además trabaja también con caballos abandonados y enfermos.

Imagen de portada de Youtube.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad