María Pita

María Pita

María Pita (Cambre, La Coruña 1565 – Cambre, La Coruña 21 de enero de 1643), es recordada por sus actos durante la defensa de La Coruña en 1589 contra la Invencible inglesa. Casada en cuatro ocasiones, el primer matrimonio la dejó una serie de tierras y propiedades que le permitieron vivir de manera relativamente holgada.

El 3 de mayo de 1589 las tropas inglesas llegan a La Coruña, dirigidas por el almirante y antiguo corsario sir Francis Drake. Junto a Drake viajaba don Antonio, prior de Crato, nieto de Manuel I de Portugal, que reclamaba para sí el trono que entonces ostentaba su primo lejano Felipe II.

La ciudad gallega movilizó a hombres, mujeres y niños que se atrincheraron en la plaza. En un principio las mujeres realizaban tareas de apoyo. Pero el asedio comenzó a complicarse de tal manera que, finalmente, todos los habitantes comenzaron a luchar contra el enemigo. Durante la lucha mataron a Gregorio de Rocamunde, segundo marido de María Pita.

Conducida por la ira y la rabia que le supuso ésta perdida, y cuando las fuerzas y el ánimo de los coruñeses se empezaban a desvanecer, María Pita mató al alférez inglés, que era el hermano del almirante Francis Drake, y le arrebató su bandera. Diversas versiones han adornado los hechos de este legendario personaje.

Unos dicen que, cogiendo la espada de su marido fallecido, se abalanzó contra el banderín inglés matándolo con ella. Otros aseguran que lo hizo con un cuchillo de su negocio, también dicen que lo mató con una pistola, y otros, dicen que fue más glorioso, lo mató de una pedrada.

Las batallas continuaron varios días, con poco éxito por parte de los ingleses, que recibían cañonazos por todos lados imposibilitando el desembarco y provocándoles bastantes bajas, por lo que decidieron poner rumbo a Lisboa donde tampoco conseguirían su objetivo de destronar del trono luso a Felipe II.

Al enviudar por última vez, el rey Felipe II le concedió a María Pita una pensión que equivalía al sueldo de un alférez más cinco escudos mensuales y le concedió un permiso de exportación de mulas de España a Portugal. Tras enviudar de su último marido no volvió a casarse, por expreso deseo de este, quien puso como condición para que su esposa pudiera gozar de su herencia que no volviera a contraer matrimonio.

En la calle Herrerías nº 28 de La Coruña La Casa Museo de María Pita recuerda la vida de esta heroína.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad