Katharine Hepburn

Katharine Hepburn

Katharine Hepburn (Hartford, Connecticut, 12 de mayo de 1907 – Fenwick, Connecticut, 29 de junio de 2003) se mantuvo en la cima de Hollywood durante más de 60 años. Es uno de los grandes mitos femeninos de la historia del cine. La American Film Institute la nombró en 199 como la mayor estrella femenina de la historia de Hollywood.

Se crió en el seno de una familia de clase alta. Su padre, un conocido cirujano llamado Thomas Norval Hepburn, inculcó en sus hijos la importancia del ejercicio físico. Su madre, Katharine Martha Houghton, estuvo implicada activamente en los movimientos sufragistas y de derechos de las mujeres. Además, los seis hermanos fueron educados para que ejercieran la libertad de expresión y a pensar y debatir sobre cualquier tema que quisieran.

Toda esta idílica vida se truncó en 1921, cuando una mañana de 1921 se encontró a su hermano Tom colgado en el desván. Fue una tragedia familiar sin paliativos que a ella le afectó especialmente. El incidente hizo que la adolescente Hepburn se volviera nerviosa, malhumorada y desconfiara de las personas. ​Se alejó de los demás niños, abandonó las clases y comenzó a recibir clases privadas.

Poco a poco fue superando el golpe. Obtuco una beca en el exclusivo Bryn Mawr College de Filadelfia, donde más tarde estudió arte dramático y se convirtió en miembro permanente del grupo de teatro universitario. Se graduó con una licenciatura en historia y filosofía en junio de 1928.

Nada más graduarse, Katharine se fue a Baltimore para conseguir un papel en “La Zarina”, una obra de teatro dirigida por Edwin H. Knof, quien le dio un pequeño papel. De allí pasó a Broadway, donde interpretó el personaje principal de la fábula griega TheWarrior’sHusband. Resultó ser una interpretación memorable para el arranque de Hepburn. Su éxito llegó a oídos de los responsables de la RKO quienes le dieron el billete de entrada en Hollywood. Ella misma negoció hasta lograr un salario de gran estrella, 1.500 dólares semanales, cuando en el teatro ganaba 100.

Doble sacrificio, rodada en 1932 fue su primera aparición en la gran pantalla, a la que siguieron papeles inolvidables en Gloria en un día, que le valió un óscar, y Mujercitas, que fue y continúa siendo uno de los mayores sucesos de la industria del cine. Mientras Katharine Hepburn disfrutaba de sus primeros años de éxito, en lo personal, se separaba de su marido. Contra todo pronóstico, su carrera no tardó en declinar durante la segunda mitad de la década, debido a la decreciente repercusión comercial de algunas sus películas. Inexplicablemente películas hoy consideradas joyas del séptimo arte, fueron un auténtico desastre de público.

Abandonó Hollywood para buscar un nuevo proyecto y fue así como firmó un contrato para protagonizar la nueva obra de Philip Barry, The Philadelphia Story. Volvió a recuperar el reconocimiento de crítica y público. Regresó a Hollywood de la mano de la Metro Goldwin Mayer. Cancelar el contrato con RKO le costó 220.000 dólares.

Los comienzos de los años cuarenta fueron un tiempo dorado para Katharine Hepburn no sólo en lo profesional sino también en lo personal. La Metro adquirió los derechos para producir la versión cinematográfica de la obra de Barry.  The Philadelphia Story fue uno de los mayores éxitos de 1940 y batió récords en el Radio City Music Hall.

Su carrera sufrió un pequeño parón, debido a su relación romántica con Spencer Tracy, al que se dedicó a ayudar, ya que sufría de alcoholismo e insomnio. Formaron una de las grandes parejas del cine y de la vida a lo largo de nueve películas y veinticinco años de torturados amores también clandestinos.

Durante los años cincuenta y sesenta cosechó grandes éxitos como La reina de África (1951), que coprotagonizó con Humphrey Bogart, o la citada Adivina quién viene esta noche (1967) y El león en invierno (1968), por los que obtuvo sendos Oscar de forma consecutiva.

Al final de su carrera dio toda una lección de interpretación con su papel en El estanque dorado junto a Henry Fonda consiguiendo el último Oscar. En 1994 aparecía por última vez en la gran pantalla.

Se retiró a su casa de campo, en Old Saybrook, Connecticut, aquejada de la enfermedad de Parkinson, donde falleció el 29 de junio del año 2003. Tenía 96 años.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *