Kareem Abdul-Jabbar

Kareem Abdul-Jabbar

Kareem Abdul-Jabbar (Harlem, Nueva York, 16 de abril de 1947) es, sin duda, uno de los mejores jugadores en la historia de la NBA. Se retiró como el máximo anotador, taponador, reboteador defensivo y el que más partidos y minutos disputó de la historia de la NBA, además de poseer el récord de más MVP de la Temporada con seis y ser el jugador que más All-Star Game disputó, con diecinueve.

Nació como Ferdinand Lewis Alcindor Jr., sería años después, al convertirse al islam, cuando adoptaría el nombre por el que todos le conocemos. Con 9 años ya medía 1,75 y a los 14 creció hasta los 2,03 metros. Tras un comienzo arrollador en el baloncesto escolar comienza su andadura en el baloncesto universitario, jugando los Bruins de John Wooden.

En la etapa universitaria Kareem Abdul-Jabbar siguió demostrando un dominio abrumador. Condujo a UCLA a la consecución de tres títulos nacionales y fue nombrado MVP del Torneo de la NCAA en los años 1967, 1968 y 1969. Durante esta etapa, además de licenciarse en historia, sufrió una lesión en la córnea, que le llevó a usar sus características gafas durante su carrera deportiva. Fue el primer ganador del prestigioso Naismith College Player of the Year en 1969, que a partir de ese año distinguió al mejor jugador universitario del año.

En la temporada 1969/70 Kareem Abdul-Jabbar los Milwaukee Bucks, decidieron elegir a Kareem durante el Draft de la NBA. Antes de esto los Harlem Globetrotters le ofrecieron un contrato de un millón de dólares para que se uniese a ellos, pero declinó la oferta y se enroló con los Bucks. Su talento destacó de inmediato en la liga, terminando segundo entre los anotadores con 28,8 puntos por partido y tercero en rebotes con 14,5. Ese año ganó el premio de Rookie del Año.

La siguiente temporada, los Bucks, arrasaron a los Baltimore Bullets en las finales de 1971 de la NBA. Kareem Abdul-Jabbar ganaba así su primer anillo de la NBA. A pesar de su éxito en Milwaukee, tras el final de la temporada de 1975, Abdul-Jabbar exigió un intercambio y solicitó a la gerencia de Bucks que lo enviara a Nueva York o Los Ángeles. Kareem no se sentía del todo a gusto en la ciudad. Finalmente fue traspasado a los Lakers, con ellos jugó hasta su retirada en 1989.

Los primeros años con los Lakers consiguió dos MVP, pero el equipo no conseguía arrancar del todo. Pero todo estaba a punto de cambiar. En 1979 los Lakers seleccionaron un base de 2,06 metros llamado Earvin «Magic» Johnson de la Universidad de Michigan State. La llegada de Johnson marcó el inicio de una década que traería a Abdul-Jabbar cinco campeonatos más.

Su espectacular contraataque, conocido como showtime, hizo las delicias de los aficionados de la época. Los Lakers alcanzaron las Finales de la NBA ocho veces en las diez temporadas entre 1979-80 y 1988-89. Ganaron cinco títulos, derrotando a Boston y Philadelphia dos veces a cada uno y una vez a Detroit Pistons.

En abril de 1984, lanzando su famoso “sky-hook”, contra los Utha Jazz, anotó su punto número 31.420, lo que le permitía superar a Wilt Chamberlain como el máximo anotador de todos los tiempos en la NBA. En su última temporada en activo su porcentaje de tiro bajó del 50% por primera vez en su carrera (47,5%) y promedió la anotación más baja de su carrera 10,1 puntos.

La retirada de Abdul-Jabbar marca el final de una era en la NBA. Dejó las pistas como el máximo anotador de todos los tiempos, con 38.387 puntos (24,6 por partido), 17.440 rebotes (11,2 por partido), 3.189 tapones, y un porcentaje de tiro de campo de 55,9 para una carrera que se prolongó durante 20 años y 1.560 partidos.

A pesar de su increíble éxito en la pista, no fue hasta el ocaso de su carrera cuando Kareem Abdul-Jabbar se ganó por fin el afecto de los aficionados al baloncesto. Fue un hombre reservado que evitaba a la prensa y que a veces parecía distante.

Tras su retirada trabajó en varios equipos como ojeador y asistente de jóvenes jugadores, ha escrito varios libros y ha aparecido en varias películas y series de televisión. Aunque ya como jugador hizo alguna incursión en el cine. Abdul-Jabbar hizo su debut en la gran pantalla en la película Game of Death junto con Bruce Lee, participando en el rodaje original de Lee en 1972 antes de su muerte en 1973. En 1980 apareció como Ben Murdock en Aterriza como Puedas.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *