Indira Gandhi

Indira Gandhi

Indira Gandhi (Allahabad, 19 de noviembre de 1917 – Nueva Delhi, 31 de octubre de 1984) se convirtió en la primera mujer de la India en ostentar el cargo de Primer Ministro de India. Hija y heredera política de Jawaharlal Nehru, Indira Gandhi es la segunda persona que más tiempo ha ejercido el cargo de primer ministro de India. Solo superada por su padre.

Hija del líder que abanderó la independencia del Imperio Británico y posteriormente fue nombrado primer ministro indio, Jawaharlal Nehru y de Kamala Kaul, una ferviente luchadora por los derechos humanos de los más desfavorecidos. Su casa era un ir y venir de reuniones, irrupciones violentas de la policía y detenciones.

La posición social de su familia la permitió ser educada en prestigiosos colegios e instituciones en la India, Suiza y Reino Unido. Comenzó sus estudios universitarios en la Viswa Bharati University de Shantiniketan. Tras un parón por la enfermedad de su madre y posterior fallecimiento, continuaría sus estudios en Oxford. El estallido de la Segunda Guerra Mundial le impidió terminar su carrera en Oxford, aunque pasados los años dicha universidad le otorgaría un título honorífico.

Contrajo matrimonio con Feroze Gandhi, ojo Feroze no tenía ningún parentesco con el gran líder Mahatma Gandhi. Esta relación acabaría debido a las continuas infidelidades por parte de Feroze. A pesar de eso Indira conservó durante toda su vida, el apellido de su marido, quien falleció en 1960. Durante esos años Indira Gandhi comienza a colaborar con su padre, Primer ministro por entonces.

Poco a poco se convirtió en una figura pública que participaba en reuniones y conferencias. En 1959 fue nombrada Jefa del Partido del Congreso y en 1964, con la muerte de su padre y el nuevo gobierno formado por el primer ministro Lal Bahadur Shastri. Indira Gandhi se convierte en parte su gabinete con el cargo de ministra de Información y Radiodifusión. Va convirtiéndose en una líder popular entre las masas hindúes.

Dos años después, la muerte prematura de Shastri, supuso su elección como Secretaria General del Partido del Congreso. Esto suponía una nueva era para la India y una nueva etapa para Indira Gandhi. Así es como acaba convirtiéndose en la primera mujer de su país en alcanzar el cargo de Primera Ministra.

Indira Ghandi fue Primera Ministra de la India durante quince años en dos periodos diferenciados, desde 1966 hasta 1977 y desde 1980 hasta su muerte, en 1984. Asumió el cargo en un momento crítico. El país sufría una grave escasez de alimentos y una crisis económica más profunda con el aumento de la inflación y el desempleo. A lo que no ayudaba la gran cantidad de refugiados que llegaban. Pero Indira Gandhi no sólo acogió a los refugiados, sino que organizó un ejército que se desplegó en el Pakistán Oriental, de donde volverían victoriosos.

A nivel internacional, la Primera Ministra se posicionó en el bloque soviético por lo que sus relaciones con los Estados Unidos se enfriaron, aunque mantuvo las relaciones diplomáticas con sus dignatarios.

La escasez crónica de alimentos de la India se transformó en excedentes de trigo, arroz, algodón y la leche. Este éxito se consiguió gracias a los Programas especiales de innovación agrícola y el apoyo extra del Gobierno. La Revolución Verde fue el nombre oficial dado al Programa de Distrito intenso Agrícola que trataba de asegurar grano abundante.

En 1975 el Tribunal Superior de Prayagraj declaró la elección de Indira Gandhi vacante por motivos de fraude electoral. El Tribunal ordenó la destitución de su escaño en el Parlamento y se le prohibió participar en las elecciones durante seis años. Fue hallada culpable de prácticas electorales deshonestas, de gastos electorales excesivos, y de la utilización de maquinaria y funcionarios del gobierno para uso propios. Pero se rechazaron las acusaciones más graves de corrupción en su contra.

Tras el veredicto Indira recibió un apoyo masivo de la población. La primera ministra mantuvo el apoyo de su partido, que emitió un comunicado en su respaldo. Gandhi se propuso restaurar el orden, ordenando la detención de la mayoría de la oposición que participan en disturbios. Su gabinete y el gobierno, recomendaron al presidente Fakhruddin Ali Ahmed declarar un estado de emergencia. Ello, unido a una serie de medidas que no contaron con el favor de la población, contribuyó a su derrota en las elecciones de 1977.

En 1980 recuperó el poder tras obtener el triunfo en los comicios, a los que se presentó con el Nuevo Congreso, partido que había creado poco tiempo antes.

En un intento de acabar con el terrorismo sij, ordenó el ataque a un templo sij en el que murieron cerca de 450 personas. Esto provocó que dos de sus guardaespaldas, miembros de la minoría sij, le dispararon a sangre fría, provocándole la muerte en octubre de 1984.

Imágenes

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *