Eva Braun

Eva Braun (Múnich, 6 de febrero de 1912 – Berlín, 30 de abril de 1945) es conocida por ser la novia y esposa de Adolf Hitler, con quien contrajo matrimonio un día antes del suicidio de ambos. El pueblo alemán no supo de la relación de Hitler con Braun hasta después de sus muertes.

Durante su adolescencia Eva no se preocupó demasiado de sus estudios. Además la pronta adicción de Eva al tabaco y sus continuos ligues solo trajeron preocupaciones a sus padres.

Eva Braun se educó en un liceo católico de Múnich y después estudió durante un año en la escuela de negocios del Convento de las Hermanas Inglesas. Con 17 años consiguió trabajo en el estudio de Heinrich Hoffmann, fotógrafo oficial del Partido Nazi.​ En principio fue empleada como dependienta y vendedora, pero pronto empezó a trabajar como fotógrafa.

En octubre de 1929 conoció a Adolf Hitler en el estudio de Hoffmann en Múnich, a quien le presentaron como «Herr Wolff». Poco después fallecería Geli Raubal, sobrina de Hitler, fue entonces cuando comenzó a ver con más frecuencia a Braun.

Se sabe que los padres de Eva Braun se opusieron a la relación en un primer momento. Su relación con Adolf Hitler empezó en 1930, cuando ella tenía alrededor de 18 años y él alrededor de 43. Eva intentó suicidarse el 10 o el 11 de agosto de 1932 disparándose en el pecho con la pistola de su padre. Fue una llamada de atención a Hitler.​ Tras la recuperación de Eva, ambos se acercaron más todavía y hacia finales de 1932 ya se habían convertido en amantes.

Aunque Hitler era mayor 23 años eso no representaba un problema, ya que esta relación no era pública, solo era conocida por las personas más cercanas. Hitler se mostraba en público muy rara vez con ella por razones de prestigio, tampoco en círculos restringidos si había alguna visita importante. Las escasas fotografías que aparece Hitler en público con Eva Braun a su lado, parecía mantener distancia con su amante.

En ocasiones Eva se salió de los parámetros que Hitler le imponía: fumaba, usaba cosméticos y perfume caro, encargaba vestidos y pieles en Francia y era seguidora de la obra de Oscar Wilde, un autor prohibido durante la época del Tercer Reich.

​A partir de 1933, Braun trabajó como fotógrafa para Hoffmann,​ un empleo que le permitió viajar como parte del séquito de Hitler. El segundo intento de suicidio de Braun tuvo lugar en mayo de 1935. En esa ocasión tomó una sobredosis de pastillas para dormir porque Hitler no le dedicaba más tiempo en su vida. Pasaba el tiempo encerrada en los apartamentos de Hitler en Berlín, Múnich o en el Berghof.

Braun acudió por primera vez a un congreso del partido nazi en Núremberg en 1935 como parte del equipo de Hoffmann. Braun también trabajó como secretaria privada del Führer, una posición que le permitía acceso ilimitado a la Cancillería del Reich.

Durante el Sitio de Berlín, al final de la Segunda Guerra Mundial, Hitler intentó convencerla para que escapase de Alemania, pero ella, obstinada, se negó y prefirió quedarse junto a él en el Führerbunker. En pleno sitio, estando a unos centenares de metros las fuerzas rusas, Hitler y Eva se casaron el 29 de abril de 1945, un día antes de morir.

El 30 de abril ambos entraron en el despacho de Hitler. Eva recibió una dosis de cianuro y una pistola, Hitler se suicidó disparándose en la cabeza. Eva no llegó a dispararse, murió por el cianuro.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *