Cristóbal Colón

Cristóbal Colón

Cristóbal Colón (Génova, 31 de octubre de 1451 – Valladolid, 20 de mayo de 1506), Cristoforo Colombo en italiano, es conocido por haber realizado el descubrimiento de América, el 12 de octubre de 1492, al llegar a la isla de Guanahani, en las Bahamas. Se convirtió en el primer almirante, virrey y gobernador del Nuevo Mundo.

Aunque la mayoría de expertos dan por hecho que Colón nació en Génova, son varias las teorías que difieren del lugar de nacimiento. Basándose en sus escritos, expresiones, giros lingüísticos, documentos de la época, etc, existen teorías que lo situan en Galicia, Cataluña, Portugal o incluso de origen sefardí.

De niño ayudaba a su padre en sus sucesivos trabajos como quesero y tabernero o lo acompañaba en viajes de negocios a Quinto o Savona. Pero lo que verdaderamente le atraía era el puerto, los relatos de marineros, las naves que llegaban de tierras lejanas. Se enroló en barcos de las grandes compañías navieras de la ciudad, realizando diversos itinerarios mercantiles por el Mediterráneo. Entre 1474 y 1475 habría viajado a la isla de Quíos como marino y probablemente también como comerciante.

A partir de 1476 comienza la parte más documentada de la vida de Cristóbal Colón. Ese año la nave de Cristóbal Colón naufragó en una batalla entre mercantes genoveses y el corsario Casenove, también denominado “Colón el viejo”. Desde entonces Colón se estableció en Lisboa como agente comercial de la casa Centurione.

Comenzó una época de formación autodidacta, aprendió las lenguas clásicas y empezó a tomar contacto con los grandes geógrafos de la época. Empezó a concebir el proyecto de buscar una ruta marítima hacia la costa oriental de Asia cruzando el Océano Atlántico, creyendo que era este era un mar estrecho, debido a una serie de cálculos erróneos.

Hay varias teorías que dicen que algunos marineros portugueses le informaron de la existencia de islas que permitirían hacer escala en la navegación transoceánica. O incluso que tuviera noticia de la existencia de tierras por explorar al otro lado del Océano, procedentes de marinos portugueses o nórdicos.

Colón ofreció su proyecto al rey Juan II de Portugal, que lo rechazó aconsejado por su comité de expertos. Se trasladó a Castilla para exponer sus ideas a los Reyes Católicos, puesto que necesitaba el apoyo de un monarca o un noble poderoso que corriera con los gastos. Se instaló en Palos de la Frontera (Huelva), donde entró en contacto con algunas personas que le ayudaron y que más tarde tuvieron un papel destacado en su proyecto.

Los monarcas castellanos tardaron un tiempo en aceptar los proyectos de Colón. Finalmente consiguió el apoyo de la reina Isabel de Castilla. Después de firmar la Capitulación de Santa Fe (17 de abril de 1492) organizó su expedición en busca del Lejano Oriente navegando por Occidente.

Unos noventa hombres se embarcaron en tres naves: dos carabelas, la Pinta y la Niña capitaneadas por los hermanos Martín Alonso y Vicente Yáñez Pinzón, y una nao, la Santa María, en la que iba Cristóbal Colón. La mayoría de tripulantes eran de Palos de la Frontera. También había varios oficiales reales para velar por los intereses económicos de los monarcas. Todos ellos zarparon el 3 de agosto de 1492.

Colón navegó hasta Canarias y luego hacia el oeste, alcanzando la isla de Guanahaní (San Salvador, en las Bahamas) el 12 de octubre de 1492. La expedición no resultó fácil para nadie y durante la misma hubo varios conatos de motines.

Después del 12 de octubre, Colón recorrió otras islas de las Bahamas hacia el sur hasta llegar a la isla de Cuba, y posteriormente a La Española (actual República Dominicana). El 25 de diciembre de 1492, la SantaMaría. Sus restos fueron usados para construir el Fuerte de La Navidad, el primer poblado español en América. En aquel momento a nadie se le ocurrió pensar, por supuesto, que aquellas tierras no pertenecían a Asia.

Colón realizó tres viajes más para continuar la exploración de aquellas tierras. En el segundo (1493-1496) tocó Cuba, Jamaica y Puerto Rico y fundó la ciudad de La Isabela. En el tercer viaje (1498-1500) descubrió Trinidad y tocó tierra firme en la desembocadura del Orinoco. En su cuarto viaje recorrió la costa centroamericana de Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Su manera de gobernar La Española le supuso un buen número de problemas. De hecho llegó a ser juzgado por ello, y se revisaron sus privilegios. La llegada de Colón a América permitió el desarrollo del comercio y el envío hacia Europa de gran cantidad de alimentos que se cultivaban en esas tierras y que fueron rápidamente adoptados por los europeos y por el resto del mundo.

Su regreso definitivo a España se produjo el 7 de noviembre de 1504. Durante años reclamó infructuosamente sus derechos al rey Fernando. Cristóbal Colón murió sin reconocimientos, prácticamente abandonado en un humilde hogar de Valladolid, aquejado de gota y otras enfermedades.

Murió creyendo que había llegado a las Indias, sin sospechar que aquellas islas de las que había tomado posesión en nombre de la Corona de Castilla pertenecían a un nuevo continente.

Aunque los vikingos habían llegado a América del Norte unos quinientos años antes (expedición de Leif Ericson), al no dejar establecimientos permanentes ni hacer circular la noticia del descubrimiento, quedó, por tanto, sin consecuencias hasta tiempos de Colón.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *