Crack del 29

Crack del 29

El crack del 29 fue un desplome inesperado de las cotizaciones en la Bolsa de Nueva York que dio lugar a la crisis de 1929 también conocida como la Gran Depresión. La mayor crisis financiera de la historia del capitalismo no había hecho sino empezar.

Estados Unidos pasaba justamente por una etapa de prosperidad económica. Después de la Primera Guerra Mundial, eran el principal país productor y exportador mundial de materia prima, productos industriales y alimenticios, pero el gran endeudamiento que alcanzaron las principales naciones con ese país originó que el bloque europeo suspendiera las compras a la potencia, por lo que no tenía dónde colocar el excedente de producción dado el descenso de las ventas al exterior.

Además, a finales de los años 20, la compra de acciones había aumentado un 90%. La excesiva especulación financiera provocó que el precio de las acciones estuviera por encima de su precio real. Es decir, las empresas crecían en bolsa no por sus beneficios reales, sino por la expectativa de beneficio. Para agosto de 1929, los brokers prestaban rutinariamente a pequeños inversores más de 2/3 del valor de las acciones que estos compraban. Más de $8.5 mil millones se habían prestado, una cantidad mayor al monto total que estaba circulando en ese momento en los Estados Unidos. Se creó, por tanto, una burbuja económica. ¿os suena?

Finalmente, el 24 de octubre de 1929 se produce el crack del 29, el Dow Jones desciende hasta uno de sus niveles más bajos alcanzados desde 1800. La bajada de los precios de las acciones lleva a la ruina a millares de inversores. Relevantes hombres de negocios y pequeños accionistas se ven afectados por igual. El pánico llevó a la venta masiva de acciones. En un solo día se negociaron 12.894.650. La policía clausura la bolsa.

Aunque la caída inicial ocurrió el Jueves Negro (24 de octubre de 1929), fue el catastrófico deterioro del Lunes Negro y el Martes Negro (28 y 29 de octubre de 1929) el que precipitó la expansión del pánico y el comienzo de consecuencias sin precedentes y a largo plazo para los Estados Unidos.

Solo en esos tres días 100 000 trabajadores estadounidenses perdieron su empleo. Finalmente, cerca de cien mil empresas quebraron, lo que provoco que millones de trabajadores fueran despedidos.  El mundo entró en la Gran Depresión, una recesión económica de la que se empezó a salir en 1932 con el establecimiento del New Deal, un conjunto de medidas intervencionistas que puso en marcha el presidente americano Franklin Delano Roosvelt.

Tras el crack del 29, el Promedio Industrial Dow Jones, uno de los muchos índices bursátiles creados por Charles Henry Dow, no retornó a niveles previos a 1929 hasta 1954.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad