Charlotte Cooper

Charlotte Cooper

Charlotte Cooper (Ealing, Middlesex, Inglaterra, 22 de septiembre de 1870 – Helensburgh, Escocia, 10 de octubre de 1966) fue una tenista inglesa, primera mujer campeona olímpica de la historia. También ganó cinco campeonatos femeninos de Wimbledon, el último en 1908 cuando tenía 37 años.

Hija del matrimonio formado por Henry Cooper y Teresa Miller. Desde pequeña Charlotte se interesó por los deportes. Miembro del club de tenis de su localidad natal, el Ealing Lawn Tennis Club donde aprendió desde muy joven este deporte, ganó su primer título individual en Wimbledon en 1895. Acabó ganando cinco títulos de Wimbledon (1895, 1896, 1898 y 1901 y 1908), de un total de 11 finales disputadas, ocho de ellas consecutivas entre 1895 y 1902.

Entre 1893 y 1917, Cooper compitió en 21 ediciones de Wimbledon, donde su peor resultado fue al año siguiente de su debut, tras ser eliminada en la primera ronda por Henriette Norncastle.

En 1900 pudo participar en los Juegos Olímpicos de París, los primeros en los que se admitió la participación femenina, y, venciendo en la final femenina de tenis pasó a la historia del olimpismo al convertirse en la primera mujer ganadora de un título olímpico, ya que no se entregarían medallas hasta 1904 en los Juegos Olímpicos de San Luís. Ganó en la final a la francesa Hélène Prévost por 6-1, 7-5. En las mismas olimpiadas sumó otra victoria en la disciplina de dobles mixto con su compañero Reginald Doherty 6-2, 6-4, sobre Harold Mahony y Prévost.

En 1901 se casó con el abogado y tenista británico Alfred Sterry, año en el que conseguiría el título en Wimbledon por cuarta vez. Tras un paréntesis de varios años volvió a las pistas para ganar un título más de Wimbledon en 1908 con una edad de 37 años y 282 días. En 1912, seguía siendo una de las mejores del circuito y consiguió jugar la final de Wimbledon a los 41 años.

Cooper se mantuvo en el tenis competitivo participando en diferentes campeonatos incluso con 50 años. Su marido fue presidente de la Lawn Tennis Association y su hija, Gwen, jugó en el equipo de tenis de la Wightman Cup del Reino Unido.

La última visita de Charlotte Cooper a Wimbledon fue en 1961, tres meses antes de cumplir 90 años. Viajó sola desde Escocia para estar en la comida de campeones que el club había organizado para celebrar los 75 años de la creación del torneo. Cinco años después, el 10 de octubre de 1966, murió en Helensburg, Dunbartonshire, Escocia.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad